como durar mas en la cama

como durar mas en la cama

Aquí estas y seguramente es porque quieres durar más en la cama. ¿No es así? Bien, te quiero decir que si existen trucos para estar más tiempo en acción y darle todo el placer a la mujer que quieras.

Antes que nada, es importante aclarar que no existe una fórmula mágica o un “remedio casero” para durar 1 hora, 2  o 3 en la cama como suele hablar mucha gente. Son chismes de pasillo e inventos raros que utiliza la industria porno para dañarnos la mente y la sexualidad.

De hecho, estudios demuestran que el tiempo promedio de un buen coito está entre 5 a 7 minutos, así que puedes estar tranquilo.

Te puede interesar: ¿cómo hacer un buen sexo oral?

A continuación quiero darte 5 tips para que puedas durar más en la cama, o si eres precoz,  y que ayudarán a resolver tu vida sexual de forma natural:

Realiza ejercicio para durar más en la cama

Cuando mencionamos realizar ejercicio no nos referimos literalmente a correr ni alzar pesas. Estamos hablando de ir allí abajo con tu mano y darle un buen masaje y entrenamiento a tu amigo para que empiece a durar mucho más.

Todo en la vida se aprende con mucha práctica, conducir, montar bicicleta, aprender un idioma, etc. Ser mejor en la cama o en el sexo también hace parte de este aprendizaje y requiere de práctica. Así pues, hay que empezar a entrenar con tu pene.

Un buen ejercicio es que cuando estés a punto de eyacular,  detengas el ejercicio con tu mano y aguantes ese poder que viene desde adentro que quieres expulsar. Para, respira un minuto y espera a que se detenga esa necesidad del clímax y vuelve a repetir este proceso unas 5 veces. Verás que con el tiempo podrás dominar cuando quieres eyacular.

SECRETOS PARA DURAR MAS EN LA CAMA

Nuevo Método Te Ayuda a Reprogramar Tu Mente y Cuerpo, Para Lograr Erecciones Instantáneas y Muuuuucho… ¡MÁS DURADERAS!

Masturbarse antes del acto

Muchas sexólogas y expertos en el tema recomiendan que antes de llegar a tu encuentro sexual te masturbes y eyacules para que el próximo coito puedas durar mucho más.  Esto ayuda a retrasar el clímax y puede mejorar el rendimiento en la relación previa.

Ahora, si no tienes el tiempo para hacerlo puedes hablar con tu pareja y si está de acuerdo practícalo con ella. Quizás pueda servir como un juego sexual antes de llegar al acto sexual y así aumentar el deseo de tenerla, penetrarla y esto me lleva al tercer punto. ( ya con esto estas durando más en la cama)

Más juegos preliminares

¿Cómo durar más en la cama? El secreto está en los preliminares. No solo se trata del tiempo que estas en el coito. Es un tabú. Durar en el sexo también se trata de juegos previos que enciendan la pasión (depende del momento, obviamente) Sea cual sea la ocasión, trata de jugar un poco antes de llegar a la penetración.

Intenta dar un buen sexo oral, estimula bien su vagina, penetrala con los dedos, bésala, tócala mucho en sus zonas erógenas y veras como se vuelve loca sin necesidad de penetración.  

Te puede interesar: ¿cómo ser un buen “polvo”?

Detén la penetración si sientes que llegas al clímax

Es un viejo truco pero sigue funcionando. Parar antes de llegar al clímax te puede ahorrar muchos encuentros precoces con tu pareja. Es una técnica que te puede hacer durar mucho tiempo.

Funciona así: durante el coito con tu chica trata de jugar un poco mientras la penetras. Es decir no vayas directo al clímax. Piensa un poco en ella y dale un espacio mientras ella disfruta. Si sientes que estas llegando, saca tu pene y para por unos minutos. Hazle alguna felación mientras se te baja un poco la excitación y luego vuelve y repite el mismo paso.  De esta manera lograrás controlar tu clímax y mejorar tu tiempo en el sexo

Piensa en otra cosa

Es tan sencillo como pensar que estas en un parque de diversiones. Así como lo lees. El truco de esta técnica es mantener un punto medio de excitación.

Te pongo un ejemplo. En la intimidad, imaginemos que existe una escala de excitación de 1 a 10, siendo esta última cifra, el clímax.  Tú, como buen hombre,  debes procurar mantener un ritmo y nivel de deseo entre el 7 y el 8 para que aguantes más.

Cuando sientas que vas a eyacular, simplemente piensa en otra cosa. No pienses en lo excitado que estas porque eso lo único que logrará es que eyacules de inmediato. Piensa en algo que te quite un poco de excitación.  Por ejemplo: Un mal momento, tu perro corriendo, haciendo ejercicio, un programa de tv, aquí las posibilidades son infinitas. Solo pon a volar tu imaginación y te garantizo que ese nivel de excitación bajará rotundamente.

Beneficios de las Fantasías sexuales

Beneficios de las Fantasías sexuales

.¿ Tendrán beneficio las fantasías sexuales? ¡ POR SUPUESTO!  Antes definamos que son: Las fantasías sexuales y/o eróticas son una representación ficticia o imaginaria del deseo de hombres y mujeres en un acto plenamente sexual. Este tipo de pensamientos crean en la persona emociones, satisfacción y hasta una excitación y con ello trae beneficios de las fantasías sexuales

Algunas de estas fantasías sexuales se pueden realizar y otras no porque pueden resultar complicadas de hacerlas y menos si no tienes pareja. De igual forma, pensar en cómo sería ese encuentro sexual poco habitual puede reforzar una relación y hasta llevarlo a un plano más divertido de pareja.

Te puede interesar: ¿ cómo ser un buen “polvo”?

¿Es bueno o malo tener fantasías sexuales?

Es innegable que en algún momento de nuestras vidas las hemos tenido. Hasta algunas estadísticas de sexólogos afirman que nueve de cada diez personas acostumbran a tenerlas presente (fantasear), de manera habitual y es totalmente normal. Desde que el cuerpo comienza a cambiar, comenzamos a soñar, a imaginar y a tocarnos como quisiéramos que alguien lo hiciera.

La importancia de una fantasía del subconsciente (imaginario), es la relación sexual que se da en cada persona. Las experiencias vividas, la cultura, las informaciones sociales respecto a la sexualidad y todo lo concerniente al tema, nos hace volvernos expertos a medida tomamos fuentes de estimulación, válidas además, para el manejo correcto de nuestra mente.

Desde el nacimiento, la sociedad, nuestros mayores y las creencias que hemos recibido son las que nos indican lo que está bien o mal, lo que es aceptable y lo que no en la sexualidad. Esto puede causar conflictos y así, casi sin darnos cuenta, empezamos a poner límites a ciertos deseos relacionados en este placer.

 

Beneficios de las fantasías sexuales

  1.      Liberan tu cuerpo del estrés
  2.      Mayor imaginación sexual
  3.      Más erotismo en la relación
  4.      Mejoran los niveles de comunicación con la pareja

Te puede interesar: ¿ Cómo hacer sexo oral a una mujer?

Los beneficios de las fantasías sexuales son infinitos. Usar el potencial que nos brinda la capacidad de fantasear puede ayudar a enriquecer y disfrutar más de la vida sexual. Además, tener espacios para fantasear nos ayuda a no relegar la sexualidad para lo último. Nos solemos acordar del sexo justo por la noche, después de X activad, cuando estamos en estado de relajación. Fantasear nos permite dedicarle espacio a la sexualidad, potenciar la creatividad y darle magia a las relaciones.

Según un estudio de la Universidad de Montreal, dirigido por Christian Joyal y detallado en el diario El País de España, contaron con una muestra de 1.500 adultos (mitad mujeres y mitad hombres), donde dieron cuenta que a la mayoría de los hombres les encantaría que sus fantasías se hiciesen realidad, mientras que las mujeres prefieren que esas escenas se queden en su mente.

Esto se debe a que, según el experto, las mujeres en general distinguen claramente entre la fantasía y el deseo. Hacerlas realidad depende de cada persona, de su intimidad y de la forma en que lleva su vida sexual. Además, afirma que hacer realidad una fantasía puede tener resultados estupendos, pero en algunos casos puede ser traumatizante ya que una vez materializadas pueden perder cierto grado de intensidad que generan cuando sólo suceden en nuestra mente, porque dentro de nuestra mente tenemos el control y podemos idealizar todo aquello que nos complazca.

Imagínate entonces que las expectativas no sean muy altas y el deseo de vivir la fantasía sea elevado… sin duda, harías que en la fantasía se descubran nuevos aspectos de sí mismo y de la pareja, de la vida sexual en pareja que se acostumbra a beneficiarse de una inyección extra de pasión.

Pensar en los beneficio de las fantasías sexuales es también:  incrementar el deseo sexual, el autoestima, aliviar el estrés, incrementar la creatividad, excitación y mucho más.

Cómo Darle "Oleadas" de PLACER a Tu Mujer!

Reclama Tus $10 de DESCUENTO AHORA!
Adquiere el Programa Completo “Maestro del Orgasmo” + 4 Bonos de Regalo

¿Deberíamos practicar nuestras fantasías sexuales?

Si, rotundamente tanto en hombres y mujeres. Ten en cuenta que el sexo no es un acto egoísta y se hizo para disfrutar responsablemente.  Eso sí, mira las consecuencias, si es que las tiene, que podría tener esa fantasía sexual para tu vida. Hay que poner límites.

Fantasías eróticas para salir de la rutina

El sexo y la rutina son los peores enemigos. Para mantener la llama de la pasión encendida entre las parejas es indispensable tener creatividad, desprenderse de los tabúes y atreverse a innovar, como ya mencionamos en líneas anteriores los beneficios de las fantasías sexuales son infinitos y mas para encender la llama del amor.

Hay muchos tipos de fantasías: tú pareja y dos lesbianas,  hacerlo con colegialas, una orgía, sexo con extraños, sexo oral, sexo en público etc.

Soñar no cuesta nada e  imaginar estos momentos y situaciones con tu pareja pueden abrir un mundo de experiencias y expectativas interesante. ¿Quién no ha soñado con tener su pareja con otra lesbiana y que le hagan sexo? ¡Es tan normal como saber que somos humanos!

Esto, más allá de no ser malo, es una terapia que nos reconforta. Las fantasías, aunque no todas se cumplen y signifiquen un estándar de exigencia al placer, son necesarias para reforzar experiencias en la imaginación y darle otro toque a las relaciones.

Pero el truco no solo está en disfrutarlas, también en contarlas, así sea miles de veces y creerse el cuento. No está mal una orgía con dos mujeres o tener sexo en público, delante de muchas personas. Aprovechar un ascensor o hacerlo en un piso alto mientras los transeúntes están al acecho.

Sin embargo, es bueno resaltarlo porque hace parte de las fantasías principales de algunos. Haga un balance de cuántas ha hecho, cuáles quiere cumplir y qué enseñanzas le han dejado para su vida sexual.

Siempre tenga como premisa arrepentirse de lo que hizo y no de lo que dejó de hacer. Recuerde que no por ser fantasías o sueños, tienen que ser irrealizables. Acuda a dichas experiencias sexuales, sueñe, imagínese, ponga a volar esa mente, atrévase a más. ¡Todo puede ser real, prográmese!

Juegos sexuales como ingrediente de fantasías eróticas

La imaginación y la desinhibición son las armas más potentes para la lucha contra la rutina sexual. por ello recomendamos leer muy buen los beneficios de las fantasías sexuales.

Para ello, podemos valernos de algunos juegos sexuales que nos den un empujón para dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Las esposas, por ejemplo, suelen ser un juego muy común en estos tiempos y útil para sumergirnos en cosas picantes. Atar e inmovilizar a tu pareja hace que tú seas responsable de darle placer. A la vez, dicho escenario es más que excitante. ¡Anímate a sorprenderla!

Tápale los ojos. Puedes usar algún lino o pañuelo que te sirva como antifaz. La idea es que queden bien tapados e inhabilites la vista, para que así logres activar en ella otros sentidos como el sabor y el tacto. Toda experiencia sensorial nos derrite de placer.

Respira sobre su cuerpo. Son trucos sencillos pero llenos de placer. Pasa tu boca cerca de sus sitios erógenos (cuello, orejas, ombligo, abdomen y entrepiernas). Deja que tu aliento se apodere de su piel y sin tocarla, sientas que está a punto de explotar.

¿Sabías que el no poderle responder a una mujer en el sexo puede acabar con tu noviazgo, matrimonio…?

Confesarle a tu pareja las fantasías 

Algunos sexólogos consideran que si se debe confesar tus fantasías más íntimas, ya que pueden convertirse en una de las herramientas más eficaces para salir de la rutina y encender la chispa de la pasión.

Sin embargo, otros expertos del tema recomiendan no ser tan comunicativos en estos temas. Sobre todo si recién están teniendo intimidad con esa persona especial. No será lo mismo, por ejemplo, comentarle que nos gustaría que nos masturbara o tener sexo oral a sugerirle participar en una orgía.

Recuerda tener mucha mesura y empatía al momento de dialogar con tu pareja sobre el tema.

Ideas de fantasías sexuales para hombres y mujeres 

  • Hacer una orgía.
  • Hacerlo en una piscina
  • Grabarse en un video
  • Jugar con comida
  • Hacerlo con una virgen
  • Hacerlo en el cine
  • Dos mujeres al tiempo
  • Con una extranjera
  • Con una famosa
  • Fetiches con los disfraces (enfermeras, policías, gatas).
  • Hacerlo con una mujer prohibida (casada o comprometida).
  • Un momento sadomasoquista
  • Ver una mujer mientras se cambia de ropa
  • Ver y estar con dos lesbianas

Te puede interesar: ¿ Cómo ser un macho alfa?

La diversión en la actividad íntima es clave para alcanzar el punto más alto del placer y aunque nadie tiene una verdad absoluta frente al tema, existen algunos trucos que se pueden tener en cuenta para romper la rutina en la cama  y traer  beneficio de las fantasías sexuales

Quienes fantasean con su pareja y le expresan sus deseos, fortalecen la relación y tienen mayor nivel de autoestima, confianza y afecto por el otro. El sexo esporádico dota a nuestra vida de emoción, de vivir el momento salvajemente, de desinhibirnos por completo de miedos, pudores y prejuicios.

Sin embargo, el sexo en pareja es distinto. Tenemos a nuestra pareja al lado, sabemos que podemos hacer el amor con ella cuando deseemos, que dormimos a diario con ella y, por lo tanto, el sexo puede dejar de ser emocionante y aventurero.

Nuestra pareja es quien mejor nos conoce, por eso es con quien más podemos disfrutar del sexo. Como ella nos toca, pocas amantes de una noche lograrán hacerlo. Es una de las grandes ventajas de tener pareja estable.

El enemigo de la rutina puede aparecer en cualquier momento, por eso, debemos luchar para impedir que esa rutina se apodere de nuestras sábanas y aumentar la pasión en nuestra relación.

La evolución de las fantasías eróticas

Casi todos conocemos la escena de American beauty en la que una joven Mena Suvari yace desnuda en una bañera cubierta de petalos de rosas rojas. Y la conocemos incluso sin haber visto la película.

Es la representación más icónica de cómo un Kevin Spacey en plena crisis de los cuarenta fantasea con la amiga de su hija. Quizá no sea políticamente correcto, pero probablemente no sea el único que ha tenido una fantasía sexual de ese tipo.

Durante mucho tiempo han sido consideradas un tabú, pero la revolución sexual de las últimas décadas ha logrado que las fantasías sexuales pasen a ser una parte fundamental de una vida sexual sana y completa’, así lo detalló el diario El País, en su artículo: ‘Qué fantasías sexuales tienen los hombres en la cabeza’, en 2016.

Esas ideas e imaginaciones que tenemos y nos hacen poner feliz la mente, favorecen nuestra creatividad sexual. Recibir estímulos, sin duda, nos hace ser más creativos y coherentes con nuestros pensamientos. Y ni hablar de lo que ese tipo de cosas (fantasías), genera en las mujeres.

Una fantasía es una representación mental que evoca algo vivido o creado en nuestra mente y que provoca excitación sexual. Aquí caben todas las representaciones: imágenes, elementos sensoriales, tacto, olfato, lo escuchado y hasta el calor corporal. ¡Así de potente es nuestra mente!

EN CONCLUSIÓN: activa todas estas recomendación y sácale provecho a los beneficios de las fantasias sexuales.

 

 

La sexualidad

La sexualidad

La industria usa la sexualidad para anunciar sus productos, los negocios prefieren la materialización de la palabra en sus mostradores y algunos, hasta comercializan directamente el término (cuerpos).

Cuando pensamos en sexualidad nos remitimos a cosas muy grandes, por ejemplo: mujeres con fama y poder. Nos cuesta imaginar dicha palabra sin una de ellas a nuestro lado.

Le puede interesar: ¿cómo ser un buen “polvo”?

Afrontémoslo, ¡el sexo nos atrae! Hay cuerpos que están muy bien hechos y nos aflora las hormonas, sobre todo, cuando se trata de mujeres realmente buenas que están ahí. Y, lo queramos o no, ejercen un gran poder sobre nosotros.

O, ¿a quién no le atrae una mujer tipo Angelina Jolie, Jennifer Aniston o Scarlett Johansson? Creo que a todos. Es un tipo de fantasía sexual que todos tenemos Tan solo ellas, con las múltiples cosas que encierra su sexualidad, son capaces de despertar atracción instantánea en millones de hombres de cualquier cultura o país del mundo.

Y aun cuando ninguna de las mujeres citadas sea “tu tipo”, apuesto a que si cualquiera de ellas estuviese ahora mismo dondequiera que te encuentres, se acercara a ti lentamente y te pase el dedo por el cuello mientras te mira intensamente a los ojos, con los suyos brillando de deseo… apuesto, entonces, a que en tu organismo se produciría un repentino cambio fisiológico (sexualidad).

Pero, ¿qué sentirías si, en cambio, hiciera lo mismo esa cuarentona con sobrepeso y vello facial con la que hablas a diario? Con toda seguridad, algo completamente distinto. ¿La razón? No es una mujer buena, su sexualidad no te atrae, no es gustosa.

Ahora bien, ¿te has preguntado alguna vez qué es una mujer buena exactamente? ¿Quién lo decide? ¿Cómo es posible que exista un acuerdo tan generalizado sobre ellas? ¿Y por qué provocan tales reacciones en nosotros? ¡La sexualidad juega un papel muy importante desde la atracción!

La respuesta puede ser más simple de lo que muchos imaginamos y está en el cerebro. Es allí donde se accionan una serie de interruptores neuronales capaces de activar los circuitos encargados de la atracción, del gusto y del manejo de la sexualidad (lo que hay y lo que queremos).

Es aquí donde nuestra parte consciente del cerebro juega un papel importante pero no completo. De momento, solo nos hace decidir sin un por qué. Sin embargo, inventa razones, justifica respuestas sin siquiera consultarnos y no menos importante, saca lo más profundo de nosotros y que por X o Y razón, habíamos decidido guardar.

Las reacciones nuestras (sexualidad), son instantáneas e inconscientes, son simplemente las razones por las que experimentamos ese súbito interés por lo que vendrá.

Porque, en un primer momento, lo único que sabes es que ya la estás mirando sin haberlo decidido. Algo en ella ha accionado varios interruptores en tu interior y antes que puedas darte cuenta de ello, ya te sientes atraído.

En conclusión, la atracción nos viene impuesta por factores que están fuera de nuestro control. Obvio, podemos luchar contra ella. Pero esa lucha puede hacer evidente que nos encontramos frente a algo que no hemos elegido.

La atracción no es una elección. Sobre todo, en nosotros los hombres. Sí, señores, ¡las mujeres son muy diferentes en ese aspecto, en lo relacionado a su sexualidad desde la atracción!

Sexualidad desde la evolución

Desde Darwin data el curso de una sexualidad plena. La responsabilidad de nuestra excitación sexual va más allá de nuestros genes. Es algo más que evolutivo.

El principal propósito del hombre debe ser aumentar el éxito con las mujeres y sentirse plenamente realizado como ser humano.

Entendiendo las diferentes características del hombre y la mujer, ambos sexos desarrollan estrategias reproductivas diferentes. La mujer está destinada a convertirse en un recurso sexualmente escaso, mientras que el hombre en uno abundante.

Y esto será así, aun cuando haya un número similar de hombres y mujeres. La mujer solo es fértil en un periodo concreto del mes, mientras que el hombre lo es siempre. Ella deja de serlo una vez es fecundada, al menos durante nueve meses, mientras que en el hombre esta causal no le impide nada.

Algo similar, desde la sexualidad, como ocurre con los espermatozoides cuando no seleccionan al óvulo. Los hombres competimos por cualquier mujer fértil y sana. Las mujeres, en cambio, se comportan de un modo selectivo, como el de los óvulos.

Dicha estrategia les hace buscar tres cosas (casi siempre en la vida): buenos genes, estatus y capacidad para ofrecerles una excelente posición social, protección y asistencia.

La mujer siempre debe seleccionar y sus criterios utilizados para hacerlo son válidas, socialmente hablando. Sin embargo, descalificar suele ser mucho más importante aún que seleccionar, ¡simple!

Cuando no elige al mejor candidato, sus genes tienen una sola oportunidad de sobrevivir y replicarse, siempre que cumpla con ciertos estándares impuestos en el transcurso de su vida.

Pero, ¿qué ocurriría si, debido a un error, deja “colarse” en el proceso de selección algún candidato equivocado? Es algo que vemos en la sociedad actual: hombres sin nada que acaparan la capacidad reproductiva de ellas y dan un golpe, hasta de suerte, con sus genes.

Cuando una mujer tiene una duda, descalifica. Pero también seleccionan en ese grupo de hombres que ya habían sido descalificados con anterioridad. ¡Esos perdedores que pierden todo menos la fe!

Obvio, el proceso de selección de las mujeres no es perfecto. También tiene su margen de error. Por su carácter sobreprotector no asegura siempre la victoria ni escoge al mejor candidato.

La sexualidad es tan compleja, que por ejemplo, no somos satisfechos, incluso, teniendo muchas garantías y descartando candidatos (as) no aptos para el ejercicio de la reproducción.

Esto termina siendo un riesgo grave para nuestros genes, porque siempre será mejor arriesgarnos (mejor es nada) y eliminar de competición algunas personas excepcionalmente válidas (no todo es perfecto).

Otro de los ejemplos se ve reflejado cuando, como hombres, cometemos graves errores con las mujeres. En ocasiones es mejor comenzar con otra desde cero que enmendar errores que solo nos traerán dolores de cabeza. Claro está, proceso de seducción e inicio, no relaciones consolidadas.

¿La sexualidad nos hace diferentes como hombres y mujeres?

La respuesta a dicha pregunta podría estar en el miedo que sentimos, el mismo que nos hace reproducirnos. A todos nos descontrola un deseo hasta que no lo satisfacemos. ¡Esa es la llave directa al placer!

Es allí donde están las formas de consolidar relaciones. La sexualidad es tan maravillosa precisamente porque es todo eso y mucho más. Estamos dotados de órganos hechos especialmente para tener relaciones sexuales: encajan perfectamente y tienen numerosas terminaciones nerviosas para que la unión sexual sea placentera.

Pero el sexo es, en realidad, una experiencia en la que participa el cuerpo entero, desde el cerebro hasta los dedos de los pies. Y se traduce en placer cuando encontramos una buena pareja sexual que nos acopla las partes.

A lo largo de las generaciones se considera el privilegio de haber descubierto los placeres del sexo. Sin embargo, no estaríamos aquí si no fuese por la vida sexual de las generaciones pasadas y aunque nos cueste trabajo imaginarnos a nuestros padres y abuelos en la intimidad, la verdad es que por ellos todo nació. ¡El reconocimiento es para ellos!

La sexualidad se puede practicar de muchas formas, pero el resultado es la búsqueda de la felicidad. Hacer el amor, por ejemplo, tiene como meta el orgasmo.

Si su único objetivo es concebir una vida (un bebé), entonces el placer se vuelve secundario. Uno de los misterios del sexo es la conducción de diferentes caminos al mismo destino. En la sexualidad todos los caminos conducen a Roma.

La sexualidad como experiencia sensorial

No estamos en la tierra con el único fin de darle a la sexualidad el camino reproductivo, ¡falso! Lo que verdaderamente lleva a las personas a disfrutar de su sexualidad es la experiencia sensorial.

La amplia gama de placeres físicos y emocionales que la persona disfruta gracias a su actividad sexual. Dichos placeres deberían ser suficientes para atraer a las personas a tener relaciones sexuales. Pero en realidad, esta experiencia sensorial tiene dos lados, dos caras de la moneda.

Si uno no practica el sexo (así sea solo por unas horas, en el caso de los adultos jóvenes, o semanas, en las personas de más edad), siempre esa voz de la consciencia nos dirá que es hora de hacer el amor.

Hablando vulgarmente: nos ponemos calientes y con el pasar del tiempo, aumenta el deseo sexual. Claro que los humanos tenemos la capacidad de satisfacer los deseos por cuenta propia (masturbación). Sin embargo, el método preferido para resolver esa necesidad es tener relaciones sexuales con otra persona.

En la tercera edición de Sexo para Dummies, de la Dr. Ruth K. Westheimer y Pierre A. Lehu, lo especifican. ‘Si un niño despierta en medio de la noche, cuando sus padres están haciendo el amor, escuchará ruidos aparentemente aterradores. La gran intensidad de tales sonidos es prueba de cuan fuerte puede ser esa experiencia sensorial’.

No hay nada como el disfrute que solo el sexo es capaz de proporcionar. Y como todo radica en el cerebro, es de suma importancia comprender el proceso. Entre más nos instruyamos del tema, mejor serán los resultados.

Sexualidad desde el deseo

También es conocida como libido. Antecede a la estimulación física o sicológica. En esta parte, según los científicos, intervienen sustancias químicas presentes en el organismo (testosterona), hormona sexual masculina que también tienen las mujeres y desencadena el deseo sexual. De allí crece la excitación sexual.

Sexualidad desde la excitación

Es aquí cuando los genitales experimentan vaso-congestión (aumento de tamaño causado por el incremento del flujo de sangre hacia los tejidos). En el hombre, esta excitación conduce a la erección. En la mujer, el clítoris y los labios vaginales se hinchan, aumenta la lubricación, se agrandan los senos y se endurecen los pezones.

Otras señales físicas de esta fase son el incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria. Y no menos importante, de la presión arterial. Los músculos de los brazos y de las piernas comienzan a tensarse y algunas personas experimentan un rubor sexual (calentura) en la parte superior del abdomen, que puede extenderse hasta la zona del pecho.

A esta fase se llega debido a uno o a varios estímulos físicos, visuales o psicológicos, que pueden provenir de uno mismo o de la pareja.

Sexualidad desde niveles no imaginados

Aquí la excitación llega a niveles superiores, ¡nada la detiene! La tensión siempre tiende a aumentar. Aparecen unas cuantas gotas de líquido en la cabeza del pene, que funcionan como lubricante para los espermatozoides. Allí puede haber espermatozoides que quedaron en la uretra (caja) de eyaculaciones anteriores. ¿Han escuchado hablar de echarlo afuera? Pilas, ¡es peligroso!

Digamos que esta fase es una extensión de la excitación, la diferencia es muy exacta y sutil. Aquí todo es sexualidad.

Sexualidad desde el orgasmo y la resolución

Es aquí donde hombres y mujeres experimentan una serie de contracciones y espasmos musculares, desde el rostro hasta la punta del dedo pequeño del pie. Se incrementa la frecuencia cardiaca, respiratoria y presión arterial.

Además, se producen contracciones de los órganos genitales. Nosotros los hombres también experimentamos contracciones de la eyaculación que ocurren en dos fases: inevitabilidad (sensaciones que indican el famoso punto de no retorno) y la eyaculación (expulsión de líquido seminal).

Te puede interesar: ¿Cómo reconquistar a mi ex?

Después, el cuerpo regresa lentamente a la normalidad. Las condiciones físicas que existían antes de que comenzara la excitación. Esto es conocido como fase de resolución y por lo general, es mucho más prolongada en la mujer que en el hombre. Es aquí donde se manifiestan sentimientos asociados a la sexualidad propia del ser como la ternura, las caricias y palabras que tocan fibras de amor.

El hombre, además, pasa por un período refractario (tiempo necesitado después del orgasmo para responder nuevamente a un estímulo sexual, lograr otra erección y llegar a otro orgasmo).

Cuando se está en etapas tempranas de la vida (juventud), dicho período suele durar tan solo unos minutos. Por lo general, en etapas más adultas, el tiempo refractario aumenta y requiere de más manejo.

Con tantas personas a nuestro alrededor, es casi inevitable que alguien no pueda disfrutar su sexualidad a plenitud y por supuesto, encuentre con quién compartir ese sentimiento llamado amor. El mismo que a veces no dura por falta de cuidados. Recuerden, ¡el amor humano lo mantiene vivo la sexualidad!

Cómo hacer sexo oral  a una mujer

Cómo hacer sexo oral a una mujer

¿Como hacer sexo oral a una mujer? Para responder a dicha pregunta es necesario conocer las técnicas más profundas para dar estipulación directa, húmeda y de buen movimiento con la lengua en el clítoris (cunnilingus).

Le puede interesar: ¿cómo ser un buen “polvo”? ( ser mejor en la cama )

Debemos entender que la estipulación tanto de hombres como mujeres son diferentes . el clítoris, por ejemplo, se irrita cuando se estimula intensamente y muy rápido. Todo debe ser suave y progresivo, sin prisa. Por eso, si de verdad quieren saber como hacer sexo oral a una mujer empiecen por los siguientes tips y/o consejos

Tips para empezar con el sexo oral

  • Recorre y toca su vulva despacio y  acaríciala para excitarla un poco. No vayas directamente  al clítoris porque la puedes lastimar.
  • Usa tu boca para estimular las áreas cercanas al clítoris. Piensa en esos besos suaves llenos de amor (como al principio de cualquier relación). La vulva tiene labios, bésalos suave, lento, usando poca presión con tu boca.
  • Cuando sientas que ella esta lista, lo suficientemente excitada, es hora de ir directo al clítoris. Ahora sí, procede a chuparlo suavemente percatándote de no morder (con brusquedad y excepto que ella te lo pida), porque créeme que podría ser muy doloroso para tu mujer en cuestión y te arruinaría el momento.
  • Si no tienes experiencia dando sexo oral, puedes ensayar con tu antebrazo o un mango. Lámelo como si fuera una vagina. Por algo se empieza.

El maestro del orgasmo

Cómo Darle “Oleadas” de PLACER a Tu Mujer! 

Lleva el Maestro del Orgasmo+ 5 bonos GRATUITOS + 30 días de GARANTÍA


¿Cómo usar la lengua para dar sexo oral?

Hacerle el mejor sexo oral a una mujer también depende de los movimientos de la lengua: la lengua es uno de los músculos más fuertes del cuerpo humano y saberla usar puede ser la experiencia más placentera que le puedas dar a ellas en su parte intima. Veamos cómo usarla.

  • Usa la lengua en círculos: como su nombre lo indica puedes pasar tu lengua por el clítoris haciendo círculos pequeños y de forma prolongada una y otra vez. Si lo estás haciendo bien tu pareja te lo hará saber con sus reacciones.
  • De arriba abajo: piensa en cómo lamerías un helado. Es algo similar. Mueve la lengua de arriba abajo en distintas intensidades, suave, rápido y dale el ritmo que tu chica  vaya pidiendo.
  • Penétrala con la lengua: puedes penetrarla un par de veces como terapia intermedia en las sesiones de cunnilingus. Como ya dijimos anteriormente, la lengua es un músculo fuerte e introducirla dentro de su vagina provocará sensaciones muy placenteras.
  • Velocidad: el movimiento de la lengua debe ser gradual a las sensaciones de tu chica. Explora y determina en que velocidad le gusta que se lo hagas. Solo pregúntale.

Le puede interesar: Los beneficios de las fantasías sexuales 


Posiciones CLAVES para hacerle sexo oral a una mujer

1.Tener la mujer acostada en posición, con las piernas abiertas, los pies plantados al lado de tus hombros, mientras estás acostado boca abajo, permitirá tener un control de la situación porque tendrás de frente toda su vulva. Y aunque es una de las posiciones más tradicionales, no cabe duda que es una de las más cómodas.

Esta posición tiene variaciones, por ejemplo: hacer que ella se ponga de costado mientras tú recuestas tu cabeza por entre el medio de sus piernas. Ahí habrá descansos o esas denominadas pausas activas para las partes del cuerpo que ejercen fuerza y/o presión.

 

2. A veces es difícil encontrar el tipo, la presión y el ritmo de estimulación que la mujer necesita. En ese caso, es mejor que ella tome el control. Una de las posiciones más eficaces para esto es cuando ella se pone de rodillas sobre la boca de su pareja. ¡Aquí el fuego es total!

Así, ella podrá bajar y subir mejor (presión mayor y presión menor), moverse más o menos rápido según lo requerido, darle movimiento a sus caderas y así, cambiar el punto de estimulación.

Con dicha posición, tú como pareja, tienes un papel muy pasivo, necesario para que ella busque la estimulación adecuada, algo parecido a cuando uno se rasca un oído con ganas. En esta ocasión, prioriza los movimientos de tu lengua y que comience el juego.

3. ¿Qué tal si te hablo del famoso 69? La preferida de muchas, pese a que algunas tienen dificultades de concentración para realizar ambas cosas a la vez: dar y recibir. Pero si quieres soluciones efectivas a este inconveniente, puedes usar el 69 invertido, con la mujer acostada boca arriba.

Esta es una posición muy efectiva para lograr darle un buen sexo oral a una mujer y lograr su orgasmo por aquello del ángulo de estimulación: desde arriba y por la derecha (dividan el clítoris en cuadrantes y la parte más sensible es la superior derecha).

Muchas mujeres experimentan demasiada sensibilidad cuando la estimulación oral viene desde la parte inferior del clítoris (lo que se conoce como Hood). En esta posición todo es muy directo sobre el capuchón y por ende, rara vez será incómoda.

Intenta insertar y utilizar los dedos durante la estimulación, resulta efectivo en algunas mujeres. Eso sí, percátense que estén bien lubricados y con una buena higiene, incluyendo el recorte adecuado de uñas. Así, estimularás su punto G y añadirás emociones extras a tu encuentro sexual.

Para otras mujeres, ésta estimulación extra es demasiado y para otras arruina la excitación que ya habían alcanzado con la estimulación oral. Una vez más es cuestión de comunicarse y aprender que cosas le gusta a la mujer con la que estás.

Te puede interesar: ¿ cómo durar mas en la cama?


Aquí no hay fórmulas mágicas

Más allá de la experiencia que tengas como ‘macho alfa con otras mujeres, debes entender que todas son diferentes y lo que puede volver loca a alguna, a otra no. Pregunta sin miedo como le gusta que se lo hagan, hablando de frente y con la verdad. 

Fija las instrucciones que ella te dé, aquí lo importante es como darle un buen sexo oral a ellas. Escucha su cuerpo porque emite pistas y señales de que le está gustando.

El clítoris reacciona bien ante los estímulos que conoce y a los que está acostumbrado (a veces es mejor  malo conocido…). Cabe destacar que ‘la práctica hace al maestro y obvio, la ocasión’. No pretendas que en el primer sexo oral ella alcance el orgasmo.  

¡Cógela suave mi hermano! Sigue las recomendaciones y sobre todo, aprende junto a ella, de su mano, mediante la práctica constante y el respeto. Es lo que les gusta, lo que funciona para ustedes y lo que se puede disfrutar.  

Lo que quieren sentir las mujeres es esa sensación de impotencia al tratar de liberarse de algo que las hace sentir bien, , además de darle todo el rol y el poder activo a los hombres, quienes somos los que prácticamente tenemos el control del cuerpo de ellas, en dicha situación.

¿Cómo ser un buen “polvo”?

¿Cómo ser un buen “polvo”?

Ser un buen polvo es mas que sexo. Sabemos que el sexo es un mundo de posibilidades y un mar de experiencias y sobretodo cuando se quiere conquistar a una mujer. Y lo pongo en ese contexto de cantidad porque es una de las experiencias más placenteras en la vida del ser humano. Es tan rico que los moteles mantienen llenos y terminan siendo uno de los negocios más rentables.

Le puede interesar: ¿cómo hacer sexo oral a una mujer?

Sabemos que ser el amante ideal sigue siendo algo imaginativo, sin embargo aún creemos que puede ser posible. Debemos ser conscientes, desde ya, que las mujeres tienen el poder para decirnos que hacer y que no en el acto sexual para evitarnos malos entendidos. No es malo preguntar ¿ quién dijo?

Por ello, que su mejor momento de intimidad no termine siendo la peor pesadilla de su vida. Hombres: para todo problema existe una solución y además de alertarlos, los prevenimos e instamos al disfrute total para evitar caer en el juego de que somos malos en la cama. A continuación te brindamos algunos tips para que apliques

Tener buen sexo no es solo ‘venirse’ y ya (mal polvo)

Por favor pensemos en las mujeres. Ellas también lo disfrutan y no hay nada peor en la cama que dejarlas a mitad del camino.

Sé que algunos de ustedes habrán pasado por ese momento (unas escalas, un ‘rapidín’, mientras sus padres están en la cocina, etcétera) y eso no está mal. Pero concentrarse en lograr un orgasmo lo más pronto posible y obviar esa etapa de calentamiento, lo único que logrará, dicho en palabras de mujeres, será que usted quede como un mal polvo. De ahí el: ‘yo te aviso, estamos hablando, yo te escribo, no puedo, volví con mi ex… en casos muy extremos. TODO DEPENDE DEL MOMENTO

Tú decides: o ser como los monos que copulan en períodos cortos de tiempo o ser como los leones que pueden hacerlo hasta 100 veces por día, con mucha calidad y hasta con varias parejas.  (a eso le llamamos un semental -un buen polvo )

Si no aguantó y se vino antes que ella, utilice los dedos, estimule su clítoris, mastúrbela y hágale un buen oral. ¡No la deje a comienzo de camino!  

Cómo Darle "Oleadas" de PLACER a Tu Mujer!

Nuevo Método Te Ayuda a Reprogramar Tu Mente y Cuerpo, Para Lograr Erecciones Instantáneas y Muuuuucho… ¡MÁS DURADERAS!

¿Fuerte o suave? ¿Rápido o lento? de verdad quieres saber ¿Cómo ser un buen “polvo”?

Eso depende, como todo. La experiencia y el conocimiento de la persona (o al menos el diálogo), es fundamental para el éxito de una relación sexual o el mejor polvo de la vida. Recuerde que la penetración fuerte puede generar lesiones en vagina y pene, sobre todo en esas poses extrañas vistas en Internet.

Le puede interesar: beneficios de las fantasías sexuales

Lo ideal es que le preguntes a tu pareja o mujer como le gusta que se lo hagan y a que velocidad. Incluso, pídele ella que tenga el ritmo mientras la penetras para que el disfrute sea de parte y parte. La mejor opción es la comunicación. No esperes a que la mujer te diga que hacer por si sola. Pregúntale.

Besen mucho

Dicen los mejores polvos de la historia se han echado a perder por un mal beso. Besar es indispensable para cualquier encuentro sexual, asi sea encuentros casuales. Y si de ser mejor polvo o amanate se trata, con mayor razón. Si tu pareja no le gusta besar en el acto, punto negativo para el momento de intimidad.

Así que traten de besar esa noche como si fuera la última y en cantidades prudentes. Tampoco se trata de llenar de babas a tu pareja todo el tiempo. Ojo a eso.

Ojo con los inventos raros 

Nada más irreal que ir a la cama a inventar o hacer lo que muestran las películas porno. Por favor seamos realistas: el porno es exagerado y solo sucede en las películas. Ni los gemidos, ni la duración, ni el tamaño del pene, ni la dimensión de los cuerpos pueden ser tan perfecta.

Lo mencionamos porque algunas personas quieren imitar este tipo de cosas, lo que miran, hacen, cuanto duran en la cama etc y se llenan de falsas expectativas que pueden alterar nuestro propio rendimiento sexual en la intimidad y ahí si que vamos a quedar como un mal polvo. Literalmente te sentirás frustrado.

Si de verdad quieres sorprender a tu chica quedando como un buen polvo definitivamente debes olvidarte del cine para adultos. Puedes empezar a leer el kamasutra y cosas interesantes para innovar y hacer con tu pareja que se adapten más a la realidad.

¿cómo durar mas tiempo en la cama?

Reprograma tu mente y mira como puedes lograr dar oleadas de placer a tu pareja

No haga preguntas tontas

¿si te gusto? ¿si te viniste? olvidémonos de esas palabras de una vez por todas. Una chica nunca te dirá la verdad sobre este tema y ello básicamente se debe a no herir el ego del hombre. Sea verdad o mentira nunca preguntes eso.

Jamás sabrás la verdad, a menos que llegue por boca de otra persona.

 

Te puede interesar: ¿cómo durar mas en la cama?

No te creas el mejor semental ( superman)

Basta de creernos el super héroe que es capaz de echarse 10 “polvos” en una noche. Por favor, aterricemos en la realidad. Las mujeres prefieren mil veces una buena “cogida” en la cama que 3 a medias.

Si eres de ese tipo de hombres que alardean sobre la duración en la cama, y las veces que lo pueden hacer, de entrada te estas clavando la estaca para quedar como mal polvo. Lo decimos porque puede llegar una mujer que quiera ese rendimiento y si no lo tienes ya sabes como vas a quedar. Somos humanos, no máquinas de producir semen. Una vez más, aterricemos en la realidad.

Seguro te puede interesar este artículo: como saber si tu novia te engaña

5 Tips para prolongar el orgasmo masculino

5 Tips para prolongar el orgasmo masculino

Ser precoz es uno los mayores temores que tenemos los hombres en la cama, y sí, los alfa también, aunque muchos lo nieguen. Por ello, prolongar el orgasmo masculino es una idea que nos pasa una y otra vez por nuestra mente y no los culpo. Nadie quiere terminar el acto sexual antes de que empiece y aunque en muchas ocasiones esto se debe a un problema de salud, existen métodos para durar más.

Le puede interesar: Los beneficios de las fantasías sexuales

Como bien mencionamos, existen numerosas técnicas para retrasar nuestro orgasmos, y aunque resultan complicadas, somos convencidos que si las pones en práctica lograrán el impacto positivo a largo plazo. veamos cuales técnicas utilizar para alargar el orgasmo y durar más en la cama:

¿Cómo prolongar el orgasmo masculino?

Estímulos visuales:

a nosotros como hombres nos excita, rayando con la exageración, estimular la vista. Se podría decir que muchísimo más que las mujeres. Todo tipo de gestos y actuaciones sugerentes son un ‘tiro al blanco’ en este aspecto. Pídele a tu chica que te haga un ‘striptease’, por ejemplo. Puede ser una manera adecuada de encender la llama. O también, que se toque en ciertas partes de su cuerpo que a ti te gustan de ella. No solo lograrás un impacto, sino también, el aumento del ritmo cardíaco y las ganas de ¡devorártela!

Estimular el glande:

Que ella te estimule el prepucio desde la su terminación hasta la zona interna del glande, podría hacerte lograr orgasmos más intensos. Masajear esa zona suavemente incrementa la erección y por supuesto, el placer. Zonas muy sensibles para nosotros los hombres.

Evita a toda costa los orgasmos instantáneos:

Solo tú eres capaz de retardarlos voluntariamente, creando tensión y hasta pensando en otro tipo de situaciones momentáneas mientras ella disfruta. Puedes por ejemplo, retener la base de tu pene sujetándolo mientras se aproxime el ‘me voy a venir’ (tus músculos se contraerán y la respiración se acelerará). Esta retención hará que se disminuya la presión del flujo sanguíneo y se aumenten ciertas sensaciones. Te aseguro que cuando sea la hora, el orgasmo será más explosivo.

Prueba cambiando de postura:

a veces ciertas posiciones aceleran el orgasmo y no permiten su disfrute total. Conocí historias de hombres que se resistían a determinadas poses por miedo a no durar y quedar mal con su chica. Siempre es bueno ralentizar la penetración y así, tardar un poco más para llegar al clímax (lo ideal es llegar junto a ella).

No dejen de lado sus zonas erógenas:

No solo es la penetración o la estimulación del pene, a la par, tu chica también puede acariciar tus orejas, tu pecho, arañarte suavemente la espalda y por qué no, chupar tu cuello y decirte cosas suavemente. Todas las zonas que te mencioné tienen receptores sensitivos. Es por ello que la combinación de penetración y caricias, sin duda alguna, hará que tengas experiencias más placenteras.

Hablar de orgasmos es hablar de un sinnúmero de beneficios:

De ahí las ventajas (para ciertos hombres), como lo es la masturbación. Quienes nos masturbamos solemos tener mejores orgasmos. Nadie mejor que nosotros para dominar nuestras experiencias y manejar nuestro cuerpo de manera adecuada para darle placer a mujeres ávidas de buen sexo.

Cómo millones Hombres Logran Mantenerse Erectos por Horas Con Este Simple Secreto

¿Sabías que el no poderle responder a una mujer en el sexo puede acabar con tu noviazgo, matrimonio…?

Otras técnicas para prolongar el orgasmo masculino

Dile a tu chica, mujer, esposa, amante, compañera ocasional o de encuentros pagos, que coloque su cabeza entre tus piernas (como es habitual). Luego, que con sus delicados dedos masajee todo tu pene, desde la base hasta la punta (logrará levantarlo en un abrir y cerrar de ojos), una vez estable y rígido como cuerno de búfalo, dile que comience a lamerlo de arriba abajo y de abajo arriba, ¡que haga del glande el más dulce caramelo!

Te aseguro algo: nosotros necesitamos tan solo unos minutos (no más de tres), para explotar en un orgasmo. Si pones en práctico lo anteriormente mencionado, harás que tu chica pase un buen rato en tu pene, diferente como se hace en los métodos convencionales.

Recuerda que una mujer requiere de unos 15 a 20 minutos para llegar al clímax y tan solo el 65 por ciento de ellas (según estudios de sexualidad), alcanzan dicha meta. No derives tu encuentro en una insatisfacción para ella. Por el contrario: sal de la rutina, practica y has que te busquen y prefieran como a nadie.

Cómo Darle "Oleadas" de PLACER a Tu Mujer!

Nuevo Método Te Ayuda a Reprogramar Tu Mente y Cuerpo, Para Lograr Erecciones Instantáneas y Muuuuucho… ¡MÁS DURADERAS!